Cómo Ser Más Alto sin Cirugía ni Dolor

El sueño de muchas personas, hombres y mujeres, es ser más altos, pero a veces se convierte en una necesidad para tener acceso a un trabajo donde se requiere un tamaño mínimo. El ansia de ser más altos nos lo dictan las normas sociales, como encajar en un grupo de amigos, conseguir coquetear con otra persona y, como dijimos antes, algunos requisitos de trabajo que establecen una altura mínima para poder acceder.

Ahora puedes dejar de preocuparte por esos centímetros que necesitas, ¡puedes ganártelos sin cirugía! Si esta es tu preocupación, tenemos la solución, sigue leyendo para saber cómo ser más alto sin cirugía.

Tratamiento

El nuevo tratamiento de aumento de altura sin cirugía puede realizarse mediante la inyección de un implante en el talón de ácido hialurónico de larga duración, siempre sujeto a una variabilidad en función de los hábitos de la persona, tales como la actividad física, la tasa de absorción del implante, etc. Entre 12-18 meses en los que si se quiere mantener, es necesario sustituir lo que se ha absorbido en los 12 meses previos.

También puedes elegir el implante inyectado de forma no quirúrgica no absorbible; en este caso la composición es de poliacrilamida. Ambas se realizan de la misma manera, con anestesia local y la inyección del implante, y dependiendo de la cantidad inyectada podremos aumentar de unos 2 a 4 cm como máximo, en función de la persona se adaptará de forma diferente, se deben tener en cuenta la elasticidad de su piel, la impresión y la forma del talón.

En ocasiones especiales de dismetría, es decir, malformaciones como pueden ser extremidades de diferente longitud, en el caso de los miembros inferiores podrías aumentarlos hasta 6 cm si el talón lo admite.

Sesiones

Este procedimiento se debe hacer varias veces para aumentar el grosor del talón y así crecer unos centímetros.

La sesión se realiza en una duración de aproximadamente una hora y sin descanso, pero es necesario cuidar el implante como si fuera un esguince: deberás llevar un vendaje 7 días después del implante, procurar no hacer presión en los talones durante 7 días (caminar con muletas o tratar de caminar de puntillas), tomar medicina durante 7 días para calmar posibles molestias, y un vendaje que puede ser retirado por la propia persona una semana después del implante como norma; sin embargo, hay pacientes que han retrasado la curación por no cumplir adecuadamente los cuidados y por ello deben ampliar la duración de las medidas y el tratamiento.

Todas las personas que se han sometido a este tratamiento deben tener en cuenta que:

  • no pueden hacer deportes de impacto en los talones
  • sus pies no deben permanecer en el agua más de unos minutos después de ducharse
  • deben ser atendidos en casa si es necesario
  • deben evitar el contacto con zonas sucias
  • no deben usar tacones hasta 30 días después de la implantación

Pasa muy desapercibido para el tacto y la vista

Con este tipo de implante siempre podrás aumentar la altura hasta un límite máximo de 4 centímetros con el fin de ser dinámicamente estables y cómodos para tu vida diaria, aunque esto dependerá de las recomendaciones de un profesional en cuanto a lo que el talón pueda extenderse para admitir más implantes.

El precio dependerá del implante que escojas y el profesional en el que confíes para este tratamiento. En la sesión se pueden alcanzar casi 2 centímetros más de altura (siempre en función de la forma del talón de cada persona). Más tarde, para una posterior segunda o subsiguiente sesión, debe esperar al menos 4 semanas.

Las ventajas y desventajas o las motivaciones personales son las que hacen que una persona decida someterse a un tratamiento de este estilo. Es un tratamiento médico y no quirúrgico sencillo que se realiza a través de un implante inyectado, en cada sesión se puede alcanzar un máximo de unos 2 cm. A veces, debido al peso de la persona sometida a estas sesiones, el tamaño del talón o la forma de caminar de la misma, el implante escogido puede aumentar algo menos de 2 centímetros, que posteriormente se podrá ampliar.

Mucha gente escoge este tipo de tratamientos no sólo para ganar altura, si no que también es posible reducir el dolor en las plantas de los pies, tratar el dolor en los dedos, la caída de la cabeza metatarsiana, los espolones, los pies planos, etc. y así mejorar su calidad de vida; esto es posible gracias a un tratamiento importado de América que consiste en introducir una plantilla inyectada en las zonas doloridas de la planta del pie.

Gracias a este tratamiento médico no quirúrgico, tanto hombres como mujeres podrán usar zapatos sin temor al dolor, usar altísimos tacones sin preocuparse por la altura, o caminar durante horas sin dolor. ¡Ya no tendrás que usar esas incómodas plantillas o alzas en tus zapatos para ganar esos centímetros de altura que tanto deseas!

Deja un comentario