Alimentos Para Crecer de Estatura en la Adolescencia – Los Más Recomendados

Los alimentos desempeñan un papel esencial para ayudar al cuerpo a crecer y adaptarse a todas las edades. El cuerpo humano cambia constantemente y se adapta a las diferentes necesidades de cada fase de la vida. Y en todos ellos, la dieta es la clave. La selección adecuada de los alimentos -especialmente en los primeros años de vida- es esencial para asegurar el crecimiento y la salud, no sólo en la infancia, sino también en la edad adulta y en la vejez.

En este artículo te contamos la importancia de los alimentos en el desarrollo, te indicamos cuáles son los alimentos más recomendables para el crecimiento y te enumeramos algunos alimentos para crecer de estatura en la adolescencia.

Alimentación y desarrollo corporal

Los adolescentes están pasando por un período de múltiples cambios en muchos sentidos. Por eso su nutrición es crucial, porque es el momento en que se logra el desarrollo completo de su cuerpo, de modo que los alimentos que consumen tendrán un impacto directo en su salud general.

Lamentablemente, un buen porcentaje de padres dejan de prestar atención a ciertos aspectos de sus hijos cuando llegan a la adolescencia, en comparación con los niños más pequeños. Uno de esos aspectos es la nutrición.

Según varios estudios sobre el tema, la gran mayoría de los adolescentes adoptan hábitos alimentarios que, si bien parecen ser comunes a esta edad (derivados de su mayor grado de independencia), son perjudiciales para su salud y desarrollo. Entre estos hábitos, se destacan los siguientes:

  • Una marcada tendencia a saltarse las comidas (especialmente el desayuno)
  • Comiendo
  • Bocadillos excesivos (especialmente postres, frituras y comida chatarra)
  • Frecuentemente comen comida rápida
  • Práctica y experimentación con una amplia variedad de dietas restrictivas

Estos comportamientos alimentarios pueden conducir a varios problemas de salud en los adolescentes, tales como:

  • Caries
  • Sobrepeso u obesidad
  • Enfermedades crónicas de base nutricional potencial (como enfermedades inflamatorias del intestino, diabetes, artritis reumatoide juvenil y varios tipos de anemia)
  • Anorexia nerviosa
  • Bulimia nerviosa
  • Hipercolesterolemia (aumento del colesterol en la sangre)
  • Hipertensión

Para evitar esto, los padres deben prestar atención a la dieta de sus adolescentes y asegurarse de que coman la cantidad adecuada de alimentos saludables para su edad, que veremos a continuación.

El calcio, el hierro, las proteínas y las vitaminas son nutrientes específicos que ayudan al cuerpo a crecer. Por lo tanto, todos los alimentos que contienen estos nutrientes contribuyen al desarrollo. En sí mismo, más que los alimentos, son los nutrientes los que juegan este papel. Sin embargo, la clave para el desarrollo adecuado del cuerpo, tanto física como mentalmente, es una dieta variada y equilibrada y, sobre todo, una cantidad suficiente, no excesiva.

En los adultos, el crecimiento está estrechamente ligado a la genética: los genes marcan nuestra altura final. No hay pruebas científicas de que una persona pueda aumentar su altura una vez pasada la pubertad. Sin embargo, es posible seguir las pautas nutricionales correctas que ayudan al cuerpo a reparar el tejido, crear nuevo tejido, mejorar la longitud de los músculos y fortalecer los huesos.

Alimentos para crecer

La clave del crecimiento está en los músculos y los huesos. Por esta razón, una dieta rica en calcio, fósforo y magnesio es esencial para promover el crecimiento. Las proteínas y los carbohidratos, como nutrientes más complejos, también son vitales para asegurar el crecimiento del cuerpo.

La infancia y la pubertad son las dos fases del crecimiento, por lo que la necesidad de nutrientes es crucial para los niños y adolescentes. Sin embargo, el alimento para el crecimiento debe ser considerado a lo largo de la vida, ya que el cuerpo humano nunca deja de cambiar.

Proteína

Este nutriente es esencial para el crecimiento, por lo que nunca debe faltar en la dieta diaria de un niño o un adulto. Los alimentos como el pollo, los productos lácteos (queso, leche o yogur) y los huevos son vitales. Su principal función es la formación de nuevos tejidos, pero, además, al ser ricos en aminoácidos, estimulan la hormona del crecimiento (triptófano, arginina, lisina y tirosina), especialmente en los niños.

Hidratos de carbono

Este grupo de alimentos es responsable de proporcionar energía al cuerpo y almacenar proteínas para que puedan realizar sus funciones adecuadamente. Recomendamos carbohidratos de absorción lenta, azúcares complejos (granos enteros, legumbres, vegetales) y, como azúcares rápidos que proveen energía instantáneamente, fruta.

Grasas insaturadas

Las grasas son importantes para el cuerpo porque son responsables de proteger el sistema cardiovascular y forman parte de las membranas que cubren los órganos. Se recomienda consumir fruta seca, aceite de oliva o vegetal y todo tipo de semillas.

El agua

El agua es la fuente de la vida; sin ella, la vida es imposible. También ayuda a los músculos cuando crecen en tamaño, así que nunca puede faltar. Beber dos litros de agua al día es suficiente para cubrir las necesidades del cuerpo.

Vitaminas

Son en gran parte responsables de la reparación de los tejidos (intercambio de gases entre la sangre y los diferentes tejidos del cuerpo). Participan en el metabolismo de la energía (obtención de energía) y también actúan en la síntesis de colágeno. Las principales vitaminas responsables de un crecimiento adecuado y los alimentos en los que se almacenan son los siguientes: alimentos como los cítricos, fuente de vitamina C; verduras frescas, fuente de vitamina A; aceite de oliva, fuente de vitamina E; carne, leche y yogur, fuente de vitaminas B; o huevos y pescado, fuente de vitamina D.

Minerales

El calcio, el fósforo y el hierro son esenciales para un buen crecimiento. El calcio se encuentra en la leche y sus derivados, las legumbres, el pescado y los frutos secos. El fósforo se encuentra en estos mismos alimentos y en la carne. El hierro se encuentra en las verduras de hoja verde, las legumbres, la carne y los cereales integrales.

Además de intentar incluir estos alimentos en la dieta, es muy importante evitar el tabaco y el alcohol. Se ha demostrado que el consumo de cigarrillos y alcohol inhibe el crecimiento y el desarrollo hormonal.

 

Deja un comentario